La violencia no descansa ni en los tiempos de cuarentena

 La violencia no descansa ni en los tiempos de cuarentena

SANTO DOMINGO.-La violencia contra la mujer no ha guardado sus garras durante la cuarentena, periodo en que se evidencia una baja en las denuncias si se compara con la misma fecha del 2019.

Sin embargo, son cuatro las mujeres víctimas de feminicidios que se notifican del 19 de marzo a la fecha en el país.

Las víctimas respondía al nombre de Ángela María Moreta de 32 años de edad, maestra escolar de San Juan de la Maguana, Jazmín Polo, de 18 años, del Seibo, Liliana Sánchez de 28 años de Villa Vásquez, Montecristi y la nacional haitiana, Chantal Dessire de 47 años quien residía en Barahona.

“La felicidad nace del interior”: Un hombre que lleva 14 años solo en una aldea explica cómo pasar la cuarentena

También han ocurrido tres intentos de asesinatos registrados en Los Alcarrizos, San Juan de la Maguana y San José de Ocoa, según datos de la Procuraduría General de la República.

Baja en las denuncias
El servicio de atención a la violencia del Ministerio de la Mujer, la Línea Mujer *212, notifica una baja en las denuncias en el periodo de la cuarentena, ya que el promedio fue de 20 llamadas por día, entre el 17 de marzo y el 12 de abril, mientras en todo el año 2019 fueron 31.1 llamadas cada día.

No obstante, este fenómeno no significa que la violencia haya disminuido, según la Ministra, Yanet Camilo, uno de los factores que puede estar influyendo es que estando en la casa con sus agresores las mujeres tienen menos privacidad y oportunidad para hacer la llamada y pedir auxilio.

En total la línea de auxilio registró 619 llamadas desde 19 provincia, de las cuales el 39.3%, fueron denuncias de violencia física y 106 por violencia psicológica, 11 por violencia verbal y 259 de ellas (un 41.8%) solicitaron informaciones diversas.

Según la funcionaria, los datos siguen evidenciando que la violencia física (golpes, empujones, pellizcos) es el mayor peligro que corren las mujeres en este período de encierro por distanciamiento social, ya que las expone durante más tiempo de convivencia con sus agresores, agravado por la tensión psicológica que produce la frustración de no poder movilizarse o salir de manera habitual.

Por ello, desde la entidad han iniciado una campaña informativa para motivar a las mujeres a que denuncien la violencia aplicando otras alternativas que despeje la sospecha a su victimario.

En tanto, en el mismo comunicado se indica que durante estos 25 días, las Casas de Acogida han salvaguardado la vida de 54 personas, de las cuales 19 son mujeres en alto riesgo por violencia extrema que buscaron la protección para ellas y sus 20 niños y 15 niñas.

Mente de violento está ocupada por pandemia
Partiendo de que el cerebro tiene urgencia y prioridades, a juicio del psicólogo Luis Vergés, experto en violencia de género, la mente del violento está ocupada en la crisis del coronavirus, donde los factores que motivan a la agresión, como la participación social e intrafamiliar y el desapego de la mujer, no están presente ahora en su mente.

Esto indica al entender del especialista que los detonantes del machismo, que son los factores de riesgo fundamentales, están hasta cierto punto dormidos.

Según Vergés, la convivencia de la cuarentena para prevenir el Covid-19 crea un efecto paradójico, donde las personas entienden que con violencia no se superará la crisis, por lo que se inclinan más en procurar la paz, armonía y la solidaridad

Fuente: El Día

Comenta este Artículo

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
EN VIVO