Abinader propone una cumbre para encarar emergencias sanitaria, económica y política

 Abinader propone una cumbre para encarar emergencias sanitaria, económica y política

El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno, Luis Abinader, propuso este miércoles la organización de una cumbre de todo el liderazgo nacional para concertar una estrategia nacional que encare las emergencias sanitaria, económica y política que amenazan seriamente al país a consecuencia de la pandemia del Coronavirus.

“Estos desafíos comunes no pueden ser abordados en solitario por ninguna organización o figura política por sí misma”, afirmó para reiterar su criterio de que “este es el momento de la unidad nacional, de abandonar los intereses particulares y de acoger el diálogo y la concertación”
.
Aportó que “Es el momento de definir un plan nacional para combatir el Covid-19, de tener una estrategia nacional para reactivar la economía y un acuerdo político para reprogramar las elecciones”, refiriéndose a los tres puntos fundamentales que tiene hoy por delante la agenda nacional.

En el día de hoy estoy comunicando esta propuesta formalmente por escrito al presidente de la República, licenciado Danilo Medina, a los candidatos presidenciales, a los líderes del Congreso Nacional, de los partidos políticos, del sector empresarial, las iglesias, y principales organizaciones de la sociedad civil, incluyendo a la Sociedad Dominicana de Diarios, entre otros, enumeró.

Luis Abinader anuncia instala un hospital en La Vega y lo inició hoy

Dijo que hace la propuesta tras hacer consultas con las principales autoridades de su partido, y con la responsabilidad que le obliga su condición de candidato presidencial y próximo presidente de la República. Abinader habló a las 8 de la noche a través de una vasta red de canales de televisión y radio y sus plataformas digitales.

Dijo que la sociedad en su conjunto no puede esperar que el contagio del Coronavirus continúe diezmando la salud de los dominicanos, mantenga paralizada buena parte de la economía y perturbe el curso institucional y democrático de la Nación pautado por el calendario electoral, “no sin que empecemos a darnos respuestas oportunas y eficientes ante una calamidad y sus efectos que no podemos eludir.

“No soy el presidente ahora, pero lo seré a partir del 16 de agosto próximo y como candidato presidencial del principal partido político del país, trabajo por nuestro pueblo, porque me duele lo que nos está pasando. Por eso tengo la responsabilidad de hablar con todos y ayudar en la medida de lo posible”, dijo.

Resaltó que  “si ahora tenemos algunas pruebas gratis, en algo se debe a mi palabras, si prometen alguna ayuda económica mensual, en algo se debe a mis palabras.
Si habilitan hospitales temporales, en algo se debe a mis palabras, hablé cuando tenía que hacerlo, dije lo que tenía que decir, porque nunca seré con mi silencio cómplice de la tragedia”.

Dijo que aunque se observa solo una acogida parcial de la mayoría de sus propuestas, reconoce que alguna disposición a escuchar están comenzando a mostrar las autoridades, lo que reconoce porque es verdad.

“Mientras escuchen poco o mucho, nos mantendremos haciendo recomendaciones, ayudando al país, pues nuestro interés es ser parte de la solución a este problema que afecta a todos los dominicanos”, expuso.

“Este espíritu de colaboración que mantenemos también debe manifestarse en la crítica constructiva para corregir errores, pues sería irresponsable no dar la opinión, no aportar soluciones ante una amenaza tan grande, jamás me lo perdonaría”, expresó.

Reconoció que en los últimos días se decidieron muchas medidas, pero pocas están funcionando, adecuadamente. Informó que a diario le llegan reportes de todo el territorio nacional sobre el problema que tienen pacientes con indicaciones médicas para hacerse la prueba de detección del COVID-19.

“El tiempo de espera para la toma de una muestra tarda de cuatro a siete días, para recibir los resultados, otros tres o cuatro días y siete a once días para saber un resultado positivo o negativo, de modo que cuando el diagnóstico llega, ya no sirve para medir la amenaza, porque el paciente ya no lo necesita, pues está sano o porque lo hemos perdido», señaló.

Advirtió que con la tasa de un 5% de muertes en relación al número de contagios de toda América Latina, República dominicana entra en una fase crítica del contagio, ante lo cual «los dominicanos no podemos guardar silencio ni cruzarnos de brazo».

Propuestas de plan

Tras resumir la actitud unitaria de aportes y propuestas asumidos por su partido desde que el Coronavirus impactó al país, Abinader adelantó un plan de propuestas que pueden contribuir a mejorar las medidas de emergencia adoptadas por el gobierno.

Empezó por renovar su propuesta de unidad, cooperación y solidaridad nacional para encarar la pandemia, y de manera específica plantea asegurar que cada ciudadano que necesite una prueba, pueda hacerla gratis y de manera inmediata, aumentar la capacidad de realizar pruebas diarias y dar debida protección al personal de salud para evitar su contagio y atender a las comunidades más remotas y pobres del país.

También instalar la mayor cantidad posible de hospitales temporales, aumentar en cantidad y calidad los insumos esenciales, proveer una renta básica mensual a los trabajadores informales que viven del día a día, desarrollar una intensiva campaña por TV, radio, y redes sociales de educación y orientaciones sobre las buenas prácticas en casa y fuera de ella para contribuir a contener el contagio y arreciar las restricciones para mantener la cuarentena y otras medidas de aislamiento que eviten la propagación del contagio.

Explicó con propuestas y sugerencias, con acciones de apoyo a la gente, él y su partido y aliados han apoyado a las autoridades. “Hemos dado apoyo total al gobierno con medidas, pero no con nuestro silencio”.

Agregó que “estas palabras buscan despertar el sentido de urgencia del Gobierno, para que, de una vez por todas, se decida a implementar de inmediato un plan integral para combatir eficientemente esta pandemia que nos azota, porque “debemos corregir entre todos un sistema incapaz de proteger la salud física de los ciudadano”, por lo que abogó a que entre todos ayudemos a nuestras autoridades a reformularlo desde ahora.

Al cierre de su alocución el líder político y economista tuvo palabras de esperanza y optimismo para el pueblo, alentando que “Seguiremos de pie frente a esta amenaza, seguiremos luchando contra este enemigo, seguiremos firmes y fuertes, seguiremos unidos, por República Dominicana”, e invocando en la frase final: ¡Que Dios bendiga a la República Dominicana!

Fuente: El Día.

Comenta este Artículo

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
EN VIVO